Current Size: 100%

El orgullo por un México… que también duele

DSC_8821.jpg

Con la convocatoria a refrendar el compromiso de “pensar y trabajar” (lema de la Universidad de Guadalajara), por Jalisco y por México, la comunidad universitaria de la División de Estudios Jurídicos, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), recordó la gesta de Independencia de México y honró la memoria de sus protagonistas.

 

Al México que hoy nos duele y nos provoca coraje, al de la corrupción representada por el ex gobernador de Veracruz Javier Duarte de Ochoa; al de los miles de asesinatos y del narcotráfico, se debe oponer el que emergió de la pluma de Juan Rulfo en su Pedro Páramo, el de las alas de Frida Kahlo y de los “enamoramientos” del poeta y Premio Nobel, Octavio Paz, dijo el alumno Eduardo García Sandoval, durante su intervención en el acto cívico.

 

Antes, José de Jesús Becerra Ramírez, director de la división, evocó el “Piensa y Trabaja” que distingue a los miembros de la Benemérita Universidad de Guadalajara, como la vía para sumarse hoy a la construcción de la patria con la que soñaron las y los héroes independentistas.

 

Enalteció particularmente el pensamiento de José María Morelos y Pavón, contenido en Los Sentimientos de la Nación y destacó la congruencia de su accionar que quedó plasmada en la Constitución de Apatzingán, formalmente conocida como Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana.

 

Becerra Ramírez recordó que en el decreto, se establece la división de poderes y se instituyen los derechos de libertad e igualdad.

 

Instó a los presentes a que, 207 años después de la Independencia de México, “debemos tomar el relevo de Morelos y formarnos con compromiso de identidad y rumbo en nuestra universidad pública y sobre todo en nuestra división de estudios”.

 

Estableció que en el presente “ya no se requiere poner en riesgo la vida”, basta, dijo, con que se camine en la formación de profesionales disciplinados y esforzados que opten por el difícil camino de la virtud, desechando el fácil y sencillo del vicio.

 

En su turno, el profesor Rolando Gutiérrez Wittman consideró que a dos siglos de distancia, aún se tiene una deuda con el pueblo de México, que está harto de la corrupción.

 

Emplazó a emprender “un cambio real desde la transformación de lo que se imparte en las aulas, que en mucho depende de los profesores”, a los que conminó a dejar de lado la simulación: “basta de simulación, baste de mentiras, basta de venir al aula a mentir”.

 

El acto que se verificó el 12 de septiembre en la explanada frontal de la división, dio principio con la participación de la banda de guerra de la XV Región Militar, la que hizo entrega de la Bandera Mexicana a la escolta oficial de la división, conformada por alumnas y alumnos de la misma para la rendición de honores.

 

La emotiva ceremonia, a la que acudieron directivos, profesores y alumnos de la División de Estudios Jurídicos, concluyó con la participación de la alumna Esmeralda Cervantes, quien recitó el poema “La campana”.

Escrito por: 
Gabriela Díaz
Fotografía: 
Humberto Muñiz
Fuente: 
Difunde CUCSH