Current Size: 100%

Estrategias rurales de reproducción social.

estrategias rurales copia 2.jpg

En el auditorio Adalberto Navarro Sánchez se hizo la presentación del libro del Dr. Manuel A. Espinosa S. “Estrategias rurales de reproducción social. La agroindustria y la campesinidad de una organización en Jalisco, México”. Editado por la Universidad de Guadalajara. Con las intervenciones y cometarios de la Mtra. Susana Delgado, El Dr. Guadalupe Espinoza, El C. Carlos Tabares y el Mtro. Rodrigo Rodríguez quien además fungió como interlocutor y moderador.

 

Los comentarios emitidos por los invitados fueron muy bien recibidos por el autor quienes llegaron a una misma conclusión, la cual fue sintetizada de manera magistral por el Mtro. Rodrigo Rodríguez “El libro pone el tema de la discusión del desarrollo como un asunto vigente y como algo que constantemente estamos revisando los interesados en el asunto del Desarrollo Social.

Además lanza una propuesta de cómo podríamos entender una visión alternativa de esto. Por otra parte, el tema rural tomado

desde el asunto del desarrollo cae muy bien, sobre todo, cuando la agroecología está en un momento que es parte aguas a una

forma distinta de sociabilizar. Nos habla de una tensión constante entre dos cosmovisiones del campo: aquella llamada

campesina tradicionalista por otra llamada agroindustrial que es promovida por la Revolución Verde basada en el monocultivo, la

agroindustria y la sobreexplotación. También nos muestra una crítica a la visión del desarrollo promovida por acciones estatales

y en concreto a las políticas de desarrollo rural que de ahí se derivan. Son seis capítulos del libro los que dan muestra de la

investigación realizada durante más de dos años por el Dr. Espinosa quien de manera presencial hace el estudio de caso en

Cuquio”.

 

Al respecto y agradecido por las palabras de sus colegas el Dr. Manuel Espinos, resume su creación de manera anecdótica “Todo

lo escrito en el libro es personal y en él trato de hacer una despersonalización mediante la escritura por medio de una

metodología. Este trabajo intenta responder de la manera más formal y sería posible a la pregunta ¿Cómo le hacen las personas

de Cuquio para subsistir sin participación política, con una participación política venida a menos , con una precaria situación

económica, en donde truenan todos los esfuerzos organizativos? La mirada desde ala agroecología permite tener una mirada

despersonalizada acerca y con respecto al tema de buscar culpables (individuos) del fracaso de los acuerdos sociales de trabajo

colectivo, de esfuerzo comunitario y de vida campesina. La agroecología plantea tres cosas: es una postura anti-desarrollo, anti-

progreso y anti-modo de producción capitalista”.

 

Además de hacerse las preguntas fundamentales, en el libro, el Dr. Espinosa hace accesible el libro para lectores principiantes del

tema pues explica lo que abarcaría la agroecología “Plantea la búsqueda y propone la soberanía alimentaria sólo por mencionar

una categoría de las otras más que podrían aparecer. Busca que el sistema alimentario y el modo de vida basado en la producción

de alimentos tendría que ser realizado por el campesino para la alimentación de sí mismo, de su entorno y eventualmente de las

ciudades. Plantearía de la lógica de la producción de alimentos para la reproducción de la vida campesina.”

 

Por último el profesor Espinosa englobó ambas cuestiones: Anti desarrollismo y soberanía alimentaria para adentrarse un poco

más y dejar más claro el tema principal de su tesis “lo que pretende ser no es sino un modelo civilizatorio; una disciplina

académica y práctica que pretende civilizar o proponer un modelo civilizatorio, ¿Cuál? el modelo civilizatorio campesino y en

función de esto recuperaré la categoría o concepto de Armando Bartra Hagamos milpa y ¿qué es eso? es diversificar, diversificar

sus estrategias, supone emigrar, supone ser productores de monocultivo, supone hacer cuamil, supone recibir prospera, supone

 

venir a Guadalajara a vender. En esa diversificación se reproduce entonces la cultura campesina y nos da como resultado una

serie de hibridaciones como por ejemplo comunidades rurales con celulares, metidas en Facebook y que consumen Coca-Cola.

Estas reestructuraciones son con las que ha tenido que adoptar, apropiar, rediseñar y reinventar el pueblo de Cuquio y otras

espacialidades rurales para poder subsistir, no tanto por su propia decisión, no tanto porque les guste, no tanto porque quieran, ¿y

entonces por qué lo hacen? porque son los retos que deben seguir para subsistir y en medio de todo esto queda la persistencia de

una cultura identitaria vinculada a la tierra”.

Escrito por: 
Abraham Mendoza
Fotografía: 
Humberto Muñiz
Fuente: 
Difunde CUCSH