Current Size: 100%

Invisibilizados… Y sin embargo se mueven

DSC_7249.JPG

“Quienes instrumentan, quienes son portadores de los signos de lo nuevo son los jóvenes”, dijo el doctor Igor Israel González Aguirre, profesor investigador del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), durante la presentación del libro de su autoría “Y sin embargo se mueve”, el miércoles 5 de abril en el campus La Normal del centro.

 

Y aunque también reproducen lo viejo, lo previamente establecido, “no nos engañemos”, advirtió el académico, muchos jóvenes, cansados de ser visibles solo como posibles votantes durante los periodos electorales, se mueven y hacen, dicen y callan por territorios que son políticos, aunque no los de la política tradicional o los del “clisé”.

 

Distantes de los modos al uso, los jóvenes de que se ocupa González Aguirre, lo están también de la apatía en la que se les pretende encajonar e invisibilizar y hacen política y cultura desde singladuras novedosas y hasta inéditas.

 

Al comentar su investigación que, luego de más de una década se concretó en un libro, el también investigador nacional Nivel I, explicó que intentar aprehender lo que los jóvenes hacen y lo que no, cómo lo hacen, sus voces y sus silencios, lo llevó a un punto en el que había dos vías: desaparecer las viejas herramientas conceptuales porque no le servían para alcanzar su objetivo o descolocarlas, desplazarlas y abrirlas a nuevos contenidos.

 

Frente al desafío, precisó, “haces estallar las viejas herramientas conceptuales, las nociones viejas y las llenas de otras”, porque entre las preguntas a las que González Aguirre busca dar respuesta con su libro, está la de la politización de los jóvenes desde un profundo desapego (a los modos de hacer política de los políticos).

 

“Y sin embargo se mueve”, investigación efectuada en la Zona Metropolitana de Guadalajara y que cubre el periodo entre 1988 y 2012, para el doctor Rogelio Marcial, presentador del volumen “es el rescate de los movimientos juveniles que se estaban expresando por canales no tradicionales”.

 

Luego de reclamar una parte de la paternidad del libro, cuyas ideas se empezaron a gestar en el Colegio de Jalisco en donde se encuentra comisionado, el doctor Marcial, profesor investigador del Departamento de Estudios de la Comunicación Social del CUCSH, alabó la indagación que ofrece el volumen respecto de “cómo es que se va construyendo una estructura en el campo político, donde pueden darse por un lado la participación y por el otro la represión”.

 

Miembro del Sistema Nacional de Investigadores, Nivel II, Marcial apuntó que a los jóvenes de que se ocupa la indagación “se les llamaba ‘grises’ por no ser visibles, pero están presentes y actuando”.

 

“Y sin embargo se mueve”, aseguró Marcial, “es un trabajo soberbio de lo que se entiende por política y participación ciudadana” en los particulares contextos de esos jóvenes y encomió así mismo, el que González Aguirre supiera dónde ubicarlos y se propusiera revisar sus procesos por vías nuevas y con nuevas miradas.

 

Luego de señalar que el encuadre teórico metodológico es muy crítico de lo que es la política y la democracia, el texto “destruye la idea de que los jóvenes no participan en política y muestra que lo hacen mediante expresiones culturales y en lo cotidiano, pero de formas distintas”.

 

El prólogo del libro corrió a cargo del doctor Héctor Raúl Solís Gadea, rector del CUCSH, quien en uno de los párrafos escribió: “Vivimos la paradoja de que los jóvenes, principales agentes del cambio social y cultural en el México y el Jalisco de los últimos años, no encuentran un marco político-institucional ni ámbitos sociales suficientemente abiertos –partidos políticos, familias, etcétera- en donde puedan desplegar todo su potencial para encontrar un sentido de la vida propio y más libertario”.

Escrito por: 
Gabriel Díaz
Fotografía: 
Humberto Muñiz
Fuente: 
Difunde CUCSH