Current Size: 100%

La emergencia del pensamiento crítico

catedra alonso 2 dia 2 (1).jpg

Sobre las ruinas del pensamiento y la práctica liberal, que a pesar de la tormenta capitalista se sigue considerando el pensamiento hegemónico, cada vez es más evidente la emergencia de un pensamiento crítico que ofrece herramientas intelectuales y epistemológicas adecuadas para entender el colapso de la moderna civilización centrada en Occidente. Su característica esencial es que ofrece un análisis crítico de la moderna sociedad capitalista y no busca parcharla o corregirla, sino enterrarla y construir otros mundos, otras relaciones sociales.

 

El pensamiento crítico, a diferencia del anterior pensamiento de izquierda, ya fuera socialista o comunista, no se sostiene en ciertos autores o corrientes teóricas eurocéntricas. El pensamiento crítico realmente es global, pues se nutre de las reflexiones de infinidad de autores de todos los continentes.

 

Otra característica es que no se trata de un pensamiento predominantemente académico, aunque hay reconocidos investigadores que desde las universidades están contribuyendo a la consolidación de una comprensión crítica del capitalismo neoliberal y sus mutaciones de las pasadas tres décadas.

 

Pero la característica esencial de este pensamiento crítico es que se nutre, esencialmente, de la reflexión y las formas de hacer política de luchas y resistencias sociales.

 

A diferencia del pensamiento liberal e incluso del pensamiento de izquierda más ortodoxo, el pensamiento crítico (al menos la mayoría de él) reconoce que la palabra de un pueblo que reflexiona sobre su resistencia tiene el mismo o incluso más valor que el académico o pensador que estudia o escribe sobre las luchas políticas de los de abajo.

 

Un ejemplo concreto de esto que hablo pudo verse en el panel que la semana pasada organizó la Cátedra Jorge Alonso en la Universidad de Guadalajara. Las intervenciones de Manuel Rozental, Arturo Escobar, Vilma Almendra y Francia Márquez sobre “pensamiento crítico, cosmovisiones y epistemologías otras para enfrentar la guerra capitalista y construir autonomía” mostraron que el trabajo académico comprometido como el de Arturo Escobar se teje con el conocimiento y reflexión de su experiencia de luchadoras como Francia Márquez, reconocida dirigente afrodescendiente colombiana, sin que una visión predominara sobre la otra.

 

Esta es una característica distintiva del nuevo pensamiento crítico: el reconocimiento de que la palabra y la acción de los sujetos inmersos en luchas sociales como dijo en esa exposición (por videoconferencia) el doctor Escobar.

 

En un ensayo previo, Arturo Escobar lo planteó de este modo: “Los conocimientos de los pueblos en movimiento, de las comunidades en resistencia y de muchos movimientos sociales están en la avanzada del pensamiento para las transiciones, y cobran una relevancia inusitada para la reconstitución de mundos ante las graves crisis ecológicas y sociales que enfrentamos, más aun que los conocimientos de expertos, las instituciones y la academia (esto no quiere decir que estos últimos sean inútiles, sino que ya son claramente insuficientes para generar las preguntas y pautas para enfrentar las crisis)”.

 

Sobre las ruinas que va dejando a su paso la tormenta capitalista va emergiendo un potente pensamiento crítico que ofrece herramientas para pensar y actuar en la compleja realidad en transición.

Escrito por: 
Redacción
Fotografía: 
Humberto Muñiz
Fuente: 
El Informador