Current Size: 100%

La sociedad no debe caer en la tentación de satanizar al Sistema de Justicia Penal Acusatorio: especialista

181106_la_sociedad_no_debe_caer_en_la_tentacion_de_satanizar_cortesia.jpg

La percepción de que el Sistema de Justicia Penal Acusatorio (SJPA) es una puerta giratoria que permite a los delincuentes entrar y salir de las cárceles impunemente, está haciendo daño a la propia impartición de justicia, declaró el Jefe del Área para la Implementación del SJPA, de la Universidad de Guadalajara (UdeG), doctor Axel Orozco Torres.

 

Y aunque es entendible la indignación por la liberación de presuntos delincuentes, Orozco Torres consideró que la sociedad y, particularmente, la comunidad universitaria, debe erradicar tal percepción, y en lugar de caer en esa tentación de culpar al sistema, debe comunicar sus bondades y ayudar a fortalecerlo.

 

Apuntó que el sistema no es malo en sí, sino que han sido los actores los que han fallado en este proceso que apenas está en etapa de consolidación.

 

“Es un tema de falta de capacitación. Si han salido estas personas cuando merecen prisión preventiva, es porque no fueron debidamente justificadas las actuaciones policiales o ministeriales para que los sujetos se quedaran en internamiento”, aclaró Orozco Torres.

 

Uno de los casos más sonados es la liberación del conductor de una unidad del transporte público que provocó la muerte de la estudiante del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), Bárbara Daniela Guerrero Beltrán, quien según los peritajes tuvo la responsabilidad en la tragedia.

 

Orozco Torres especificó que el hecho de que un preso enfrente su proceso penal en libertad, no quiere decir que no vaya a ser sentenciado, y que no vaya a reparar el daño.

 

“Lo que antes y ahora sucede es que por tratarse de un accidente de tránsito el chofer tiene derecho a llegar a la negociación con los familiares de la víctima para garantizar la reparación del daño a través de una fianza, y entonces llevar su proceso fuera de prisión. Puede ocurrir que lo sentencien y lo declaren penalmente responsable, pero por el tipo de delito podría no pasarse algunos años en la cárcel, que a eso tenemos derecho todos los conductores en la misma circunstancia de un accidente de tránsito”, describió.

 

Recordó que este sistema implica nuevas formas de hacer justicia, que en lugar de que los presuntos se queden encarcelados, reparan el daño y el proceso se haga a través de los mecanismos alternos de solución de conflictos. Por ejemplo: si a una víctima le sustrajeron un espejo retrovisor de su vehículo, lo que realmente le interesa no es que el agresor se la pase en la cárcel, sino que le recuperen el objeto. Al pagarle el espejo termina el proceso penal, que además implica una sanción para el delincuente.

 

“Debemos de entender que en algunos delitos, no en todos, como los más graves que sufrieron algunos universitarios, no necesariamente se tiene que acudir a prisión preventiva de primera mano, ésta queda como una medida precautoria en contra del presunto delincuente, el cual ahora puede enfrentar su proceso fuera del internamiento, pero con una serie de medidas que debe de otorgarle el juez de control; lo que no significa que no pueda ser sentenciado ni que esté impune el acto”, abundó Orozco Torres.

 

Especificó que el nuevo sistema inició en junio de 2016 en México, pero sólo atiende a procesos penales y no está ligado a la inseguridad, como muchos lo quieren hacer ver.

 

“No debe exacerbarse la violencia, y menos en contra de universitarios ni estudiantes, debemos evitarlo lo más posible. Pero atribuir esto al sistema penal acusatorio, no comparto la percepción. Lo que está fallando son los esquemas en política pública. Nos dan estrategias pero finalmente son acciones aisladas y no fundadas en un esquema real para atender a la inseguridad”, afirmó.

 

“Hace falta conocimiento a la sociedad, hace falta saber de qué se trata este sistema de justicia. Dentro de esos saberes están las bondades de este sistema, tanto para las víctimas del delito como para los presuntos y la sociedad en general. Hace falta que se den a conocer las reglas, beneficios y obligaciones de quienes participan en el sistema”, subrayó.

 

Por ello, la Universidad de Guadalajara ofrece capacitaciones y programas educativos no sólo dirigidos a especialistas, sino a público en general para acercar estos conocimientos. 

 

Este viernes 9 de noviembre iniciará el Diplomado de Periodismo Judicial, con el cual se pretende dotar a los comunicadores lo necesario para que sepan transmitir a la sociedad la información relativa a este sistema. No sólo participarán reporteros, sino también psicólogos, sociólogos y profesiones que inciden en el NSJP.

 

Además está en marcha un Diplomado en Victimología, cuya segunda generación iniciará actividades en enero de 2019, y que dota de herramientas a los asesores jurídicos y defensores de las víctimas, además de público en general.

 

Los interesados pueden informarse en la página electrónica http://justiciapenal.udg.mx/

Escrito por: 
Julio Ríos
Fotografía: 
Cortesía
Fuente: 
UdeG