Current Size: 100%

Lavado de Dinero, delito que debe perseguirse con voluntad política. Café Jurídico CUCSH

Captura de pantalla 2017-11-09 a la(s) 14.30.07.png

Con la finalidad de dar a conocer a la ciudadanía el problema que representa el lavado de dinero para la sociedad y para la democracia de nuestro país, se llevó a cabo una mesa de debate-charla en las instalaciones del Fondo de Cultura Económica.

 

En esta mesa, realizada en el marco del proyecto “Café Jurídico CUSCH UdeG”, se presentaron distintos ángulos y puntos de vista de esta problemática, la cual endías recientes, ha acaparado las portadas de los medios de comunicación con los llamados “Paradise Papers”.

 

Rodolfo Guerrero Martínez, coordinador del proyecto “Café Jurídico”, afirma que el objetivo principal del evento es poner en tela de juicio para la sociedad el problema que representa el lavado de dinero no sólo para México, sino también a nivel internacional: “Este es el primer evento en su tipo que se realiza aquí. El lavado de dinero es un problema que tiene diferentes escalas. Va desde lo local, pasando por el estatal, nacional y hasta llegar al internacional.”

 

Guerrero Martínez agregó que es un problema que está relacionado con muchos otros delitos que aquejan a la sociedad mexicana: “En sí, está tipificado cómo un delito económico, pero el lavado de dinero está relacionado con el narcotráfico y la delincuencia organizada, de ahí su importancia de entenderlo, además es importante para la democracia, ya que es parte de la rendición de cuentas.”

 

La maestra Juana Angélica Aceves Arriaga, especialista en derecho fiscal y ponente, afirmó que México en años recientes ha avanzado en la prevención y persecución de este delito, pero aún falta mucho por hacer: “Debido a presiones internacionales, México ha tenido que crear leyes para perseguir este delito, pero como nos hemos dado cuenta, todo se lleva acabo de acuerdo a las voluntades políticas en turno. Como muestra, tenemos el caso de Javier Duarte, que es uno de los casos de corrupción y lavado de dinero más significativos de los que se tiene memoria.”

 

Sin embargo, advierte que no sólo los políticos, famosos y personalidades son propensos a caer en la tentación, sino también, personas comunes y corrientes:”Es normal que la gente quiera hacer rendir mejor su dinero, es totalmente entendible; pero no sólo los millonarios pueden caer en estas prácticas.

 

Al día de hoy, en la práctica no hay diferencia entre la evasión fiscal y el lavado de dinero, así que las personas comunes y corrientes también pueden caer en este tipo de prácticas” finalizó.

Escrito por: 
Francisco Gabriel Delgado Aguilar
Fotografía: 
Archivo
Fuente: 
Difunde CUCSH