Current Size: 100%

“A romper ‘techos de cristal'”

DSC_0219 (2).jpg

Con la invitación a romper “techos de cristal”, que se cuentan entre los más difíciles, porque no se ven, pero están ahí marcando límites, concluyó el lunes 12 de marzo la mesa de diálogo “El papel de la Mujer Moderna”, que auspiciado por el Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Guadalajara (SUTUdeG), se realizó en el auditorio Adalberto Navarro Sánchez del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH).

 

La metáfora aludía al reciente nombramiento de la doctora Carmen Enedina Rodríguez Armenta -actualmente Coordinadora General Administrativa-, quien en la centenaria historia de la UdeG, en breve se convertirá en la primera mujer en ocupar la Vice Rectoría Ejecutiva de la casa de estudios, quien participó en el encuentro.

 

Fue la maestra Karla Alejandrina Planter Pérez, Secretaria Administrativa del CUCSH, quien durante su exposición subrayó los “peligros” que de pronto entrañan determinadas “sutilezas”, porque en el caso de referencia, dijo, no hay nada en la normativa que rige a la UdeG que impidiera que llegaran a ese puesto mujeres y, sin embargo, ello no ocurría.

 

Por su parte, la maestra Verónica Juárez Piña, Secretaria de Gobierno y Enlace legislativo del Comité Ejecutivo Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), reivindicó el derecho que tienen las mujeres a ser nombradas y recordó la frase de la teórica marxista Rosa Luxemburgo: “Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferente y totalmente libres”.

 

En el encuentro, las participantes coincidieron en la importancia de promover la “sororidad” que se define como “el apoyo, coexistencia y solidaridad entre mujeres, frente a los problemas sociales que se presentan en sociedad. La sororidad es un valor, como la fraternidad, pero vinculada a la unión, respeto y amor entre el género femenino”.

 

Igualmente, en establecer que la equidad se construye todos los días y se empieza en el hogar con el ejemplo, dejando atrás roles predeterminados y etiquetas.

 

Rodríguez Armenta expresó que en un mundo de equidad “hay cabida para hombres y mujeres”; mientras Juárez Piña aseguró “no queremos ser iguales a los hombres, sino tener igualdad de oportunidades, es decir, igualdad sustantiva; y Planter Pérez, aclaró que la equidad implica “lo que es justo, reconociendo las diferencias”.

 

Las tres exponentes sumaron sus voces para destacar que la idea que debe movernos a todas y todos es la búsqueda de la equidad, porque cuando se abre brecha, se mejoran las condiciones de todas y todos.

 

La maestra Planter Pérez, enfatizó la trascendencia de “no normalizar la violencia y la discriminación” y tener cuidado con la cultura machista, en cuyos matices participan por igual hombres y mujeres.

 

En lo concerniente al ámbito de la política, Juárez Piña señaló que si bien ya se consiguió legislar la paridad de género en materia electoral, se enfrentan muchas resistencias para hacerla realidad y además fijó como tareas pendientes, legislar en materia de violencia política y abrir espacios para que las mujeres participen en la toma de decisiones.

 

Finalmente, las tres instaron a visibilizar los logros de las mujeres, a celebrarlos y a sumar esfuerzos para que en un futuro no lejano, lo que importe y cuente para acceder a los espacios públicos de cualquier índole, sea el esfuerzo y las capacidades y no el género.

Escrito por: 
Gabriela Díaz García
Fotografía: 
Humberto Muñiz
Fuente: 
Difunde CUCSH