Current Size: 100%

Una ciudad altamente vulnerable

Dr Luis Valdivia 3.jpg

Guadalajara es altamente vulnerable a las inundaciones, sobre todo cuando hay tormentas severas. Desafortunadamente el crecimiento urbano modifico drásticamente las condiciones naturales de su entorno, es decir, desaparecieron causes, se invadieron zonas bajas con problemas naturales de desagüe, desaparecieron presas, se transformaron los sistemas de canales naturales dedicados a la agricultura, se impermeabilizaron los terrenos, se urbanizaron las partes altas. Esto ha creado una grave alteración a las condiciones del medio natural.

 

El Dr. Luis Valdivia, Coordinador de la Licenciatura de Geografía del CUCSH, precisó el porqué de lo acontecido en la tormenta del Domingo “los sistemas artificiales como los colectores, no tienen la capacidad de conducir toda el agua que se precipita durante tormentas severas. Debemos tener en cuenta que las tormentas severas son fenómenos relativamente comunes; no son fenómenos excepcionales para el área de Atemajac. Hemos construido una ciudad altamente vulnerable a las tormentas y como consecuencia tenemos esta cantidad de problemas que se presentan. Desafortunadamente se expone a la población a sufrir daños a su patrimonio y, lo más grave, daños mortales”

 

Además, el Dr. Valdivia, quien se especializa en el tema de las zonas altas de riesgo de inundación en la ciudad, agregó “Cuando se crean nuevas obras, se alteran las condiciones de los colectores y los cauces, así que las zonas que no se inundaban o se inundaban, pero no de manera tan severa, se convierten nuevos puntos de alto riesgo de inundaciones; como el canal Patria que se desbordaba, sabemos que es una zona de riesgo, pero ahora se desborda con mayor recurrencia y magnitud. Esto se debe a las urbanizaciones en las parte

 

altas y la falta de actualización de los sistemas de colectores, aunque no todo se puede solucionar con sistemas de colectores, debemos crear una manera distinta para controlar las inundaciones”.

 

“Un proceso de urbanización en donde las condiciones naturales no se modificaran tanto ni se alteraran de manera tan radical como se ha hecho en el valle de Atemajac; Tesistan; Toluquilla; y en la zona de las Rusias de Tonalá. Hemos detectado que existen más de trescientas zonas de alto riesgo de inundación en Guadalajara, Hablamos de zonas que no presentan encharcamientos sino problemas severos de inundación. Dependiendo de la dirección que agarre la tormenta, de la intensidad de la precipitación, del tamaño de las celdas de la precipitación” detalla el investigador del CUCSH.

 

El problema no es considerado por el investigador como algo estático, sino que va seguir creciendo a la par de la urbanización “Los polígonos con una alta recurrencia de inundación, conforma un área muy considerable de la zona metropolitana de Guadalajara, y esto crece en función del crecimiento de la mancha urbana, cada año se incorporan más hectáreas a la urbanización y desafortunadamente la manera en que se transforma y se adecua urbanización son las menos adecuadas. En los últimos años hemos visto que, en lo que se considera la parte más importante del ciclo del agua, que son las partes altas, se están urbanizando si control: el Cerro del cuatro; el Cerro del tesoro; el Gachupín; la zona de Buganvilias; la zona de la cuenca colomos (Andares). Esto genera discorrentia la cual directamente afecta a las condiciones hidráulicas e hidrológicas de las partes medias, como puede ser plaza patria, y las partes bajas, como puede ser Atemajac” comentó el Dr. Valdivia.

 

Luis Valdivia invita a tener prevención en este temporal de lluvias y exhortó a la comunidad universitaria el tener una actitud de autoprotección “Tenemos que tener una actitud de protección; organizar nuestros tiempos, en las tardes particularmente, pues estadísticamente las tormentas más intensas se presentan con mayor frecuencia a partir de las cuatro de la tarde. Debemos prevenirnos y no arriesgarnos a pasar por una inundación o encharcamiento; tener una actitud de autoprotección”.

 

“En la Universidad de Guadalajara, hemos realizado un trabajo en donde contamos con un diagnostico muy detallado acerca del tamaño que representan las inundaciones en el área metropolitana. Esto puede ser un insumo muy importante para las autoridades y para poder crear una estrategia a corto, mediano y largo plazo en lo que se denomina como la política de mitigar, es decir, disminuir el tamaño del problema, que el mismo no se puede resolver al haber creado una ciudad altamente vulnerable en un valle en donde las precipitaciones intensas son habituales” concluyó el Dr. Luis Valdivia.

Escrito por: 
Abraham Mendoza
Fotografía: 
Humberto Muñiz
Fuente: 
Difunde CUCSH