Alto abstencionismo y distribución del voto marcaron triunfo de Morena en elecciones locales