Dr. Ángel Guillermo Ruiz Moreno

“Soy un convencido que el investigador no nace, se hace. Se tiene, eso sí, una curiosidad innata que le vuelve a uno proclive a la investigación; pero como todo don personal, éste debe nutrirse, pulirse, perfeccionarse. Y esta cualidad implica no limitarse exclusivamente a saber el qué, el cómo, el cuándo o el cuánto de la norma legal; ello no es suficiente, pues se insiste: los verdaderos científicos del Derecho deben entender los porqués de los fenómenos jurídicos y explicárselos a cabalidad, indagando a fondo en aras de poder dominar la ciencia respecto de la cual tienen incluso licencia del Estado para cultivarla, ejercerla, y enseñarla tanto a nivel licenciatura como en posgrados.”