John Dryden

“No hay ley escrita, por pura y clara que sea, que el ingenio y la malicia no oscurezcan.”